Patagonia volcánica

Patagonia volcánica

Volcanes patagónicos pertenecientes al Anillo de Fuego del Pacífico. Proceso de formación de volcanes: subducción, puntos calientes. Tipos de rocas volcánicas.

Patagonia Volcánica

EL humeante Villarrica (Chile)<br>Foto: Graciela Paula Caldeiro

El Círculo de Fuego del Pacífico

Los volcanes patagónicos pertenecientes al llamado Círculo de fuego o Anillo de fuego del Pacífico, se encuentran más típicamente en regiones en donde se están llevando a cabo procesos de subducción . La subducción es un fenómeno por el cual, una placa océnica delgada, se mueve bajo una placa más gruesa (o una placa continental).

Se trata, efecto de placas tectónicas que no clolisionan frontalmente sino de forma paralela, empujándose unas contra otras y dando lugar a una línea de falla. Lo que sucede, en definitiva es que la placa más gruesa y fuerte obliga a la más delgada ahundirse debajo de ella.

Durante la subducción , la placa más gruesa se fractura y se dobla a lo largo de la zona de impacto (lo que puede generar movimientos sísmicos), pero además, mientras la placa más delgada se hunde, el manto se calienta y se empieza a fundir. Consecuentemente, el calor y la presión empujan la roca fundida hacia la superficie generando una erupción y dando lugar a la formación de un volcán. El proceso, crea por lo general una línea de montañas volcánicas sobre la superficie terrestre.

Como las placas siempre están en movimiento, los puntos calientes suelen crear una cadena de volcanes. Al crecer el primer volcán, y por el movimento de la placa, sucede que éste se va alejando lentamente del punto caliente, por lo tanto, llega un momento en que su provisión de lava comienza a acabarse hasta que finalmente se extingue. Pero aparecerá un nuevo volcán sobre el punto caliente que ocupará el lugar del anterior. Este desplazamiento puede continuar por millones de años, creando una serie de volcanes en hilera en donde los más antiguos se hallan extintos y/o erosionados.

Formación de volcanes<br>Autor: Graciela Paula Caldeiro

Volcanes dormidos, volcanes muertos, volcanes despiertos

Se dice que un volcán está activo cuando entra en erupción Si no ha entrado en erupción pero muestra signos de actividad se dice que es un volcán latente o en reposo. Sólo cuando un volcán no ha estado activo en miles de años y no muestra signo alguno de actividad, entonces se lo considera extinto.

Volcanes y erupciones

Los volcanes , en síntesis, son válvulas liberadoras de la energía del interior del planeta. Entran en actividad cuando el magma (roca fundida), más liviano que las rocas próximas, asciende a la superficie de la corteza terrestre. El magma es consecuencia del aumento de color que se produce por el movimiento de las placas continentales o eventualmente, la acumulación de elementos radioactivos.

Un volcán puede emitir gases, líquidos y sólidos.

Gases emitidos por los volcanes

Los gases emitidos por los volcanes, se componen básicamente de vapor de agua y dióxidos de carbono y dióxido de azufre. El vapor puede quemar grandes cantidades de dióxido de carbono, agotando el oxígeno necesario para la vida. El dióxido de azufre, puede reacción con el vapor de agua, generando ácido sulfúrico en la atmósfera.

Con menor frecuencia, un volcán puede emitir también cloro y flúor, (que son tóxicos y pueden corroer metales) e incluso, ácido sulfídrico.

Sólidos emitidos por los volcanes

Los sólidos emitidos por los volcanes reciben en nombre de piroclastos y se los clasifica en función de su tamaño. Reciben así, progresivamente los nombres de ceniza, lapilli y bombas.

Las nubes de ceniza, alimentadas por gas, pueden causar grandes cataclismos. Por ejemplo la ceniza, puede oscurecer el cielo, cubrir grandes áreas, bloquear rutas o canales de agua, corroer maquinarias.

Líquidos emitidos por los volcanes

La lava es el magma que alcanza la superficie en forma líquida. En el momento de la emisión pueden alcanzar temperaturas de hasta 1.200 °C. Cuando es muy fluida y y móvil, adquiere al enfriarse una capa superficial elástica que, arrastrada por la lava menos densa que corre por debajo, forma pliegues parecidos a cuerdas. Por eso cuando se solidifica completamente recibe el nombre de lava cordada .

Formaciones rocosas de origen volcánico en Neuquen<br>Foto: Graciela Paula Caldeiro

Cuando es más viscosa, se mueve con lentitud y forma una capa superficial gruesa. En este caso el resultado del arrastre producido por la lava que corre por debajo es la fragmentación de la dura capa externa, lo que produce superficies melladas o en forma de bloques se se conocen como escoriales .

Al endurecerse la lava se encoge y se divide en columas hexagonales<br>Foto: Graciela Paula Caldeiro

Mientras que la lava fluída se enfría formando una roca llamada basalto . La lava densa y viscosa forma otro tipo de rocas llamada riolita . Cuando los gases burbujean en la lava que se va enfriando, se forman cavidades en la roca. Las formas de basalto y riolita, ricas en en gas se llaman escorias y pumita o piedra pomez . La lava que se enfría inmediatamente forma vidrio volcánico , al que se denomina taquilita (si es lava basáltica) u obsidiana (si es riolita).

Pumita o Piedra Pomez<br>Foto: Graciela Paula Caldeiro

En síntesis, los productos de la actividad volcánica forman rocas y suelos. La fertilidad de los suelos volcánicos, ricos en minerales, hacen que los asentamientos humanos sean frecuentes aún cuando el peligro de erupción sea imporatnte.

 
Ver también:
 
comparte esta página en:

© Copyright 1999-2014 idoneos.com | Política de Privacidad